El secretario general adjunto de la OMT coloca la innovación tecnológica y la conectividad como factores favorecedores a la hora de definir los destinos

Estadísticamente, un 20 por ciento de los turistas elige destino en función de la oferta gastronómica

Jaime Alberto Cabal Sanclemente, secretario general adjunto de la Organización Mundial del Turismo (OMT), expuso en la Conferencia Magistral del VI Foro Internacional de Turismo Maspalomas Costa Canaria las previsiones de futuro para el sector, en la esfera mundial, en base a las cifras obtenidas en 2017 y, en algunos casos, en el primer semestre de 2018. Indicó el primer ponente que subió al estrado en el auditorio de Expomeloneras que 2017 fue un año récord en el panorama mundial, con 1.326 millones de llegadas, destacando el crecimiento del eje Asia-Pacífico, que se perfila como un gran competidor en los próximos años.

En datos económicos, uno de cada diez empleos los genera el sector turístico, habiéndose convertido España en el segundo país del mundo que más ganancias obtuvo del turismo en 2017, después de Estados Unidos. De los datos de la OMT se desprende que el 92 por ciento de los destinos creció en ingresos y qie más del 50 por ciento de los países emisores incrementaron su gasto, deduciéndose que el turismo “no es sólo un proceso de consumo, sino de producción”.

De acuerdo a los datos y estadísticas , en el año 2030 se alcanzarán los 1.800 millones de llegadas internacionales, 500 millones más que en la actualidad. En paralelo, el avance tecnológico de los próximos diez años será superior al de la última veintena.

En el ámbito de factores determinantes, “el cambio climático amenaza la sostenibilidad del planeta, y el turismo tiene su parte de responsabilidad”. Para los próximos años, va a influir el crecimiento tecnológico, y se valorarán muchísimo factores como la gestión de políticas públicas y privadas, la accesibilidad (41 millones de personas en el mundo padece algún tipo de discapacidad), la inclusividad, conectividad y gestión de los aeropuertos, así como la calidad, estando estadísticamente cuantificado que un 20 por ciento elige destino en función de la oferta gastronómica.